Una vida saludable no es precisamente eso que crees.

¿Vas por la vida persiguiendo prototipos de vida saludable? ¡Tienes que leer este artículo! Es hora de crear un prototipo único para ti.

Tabla de contenidos

Hi baby! En este artículo vamos a revisar tus creencias sobre lo que crees que es una vida saludable versus otras perspectivas que posiblemente sean más fácil de integrar para ti y no lo sabías. ¡Te sorprenderás al darte cuenta que una vida saludable no es precisamente eso que crees!

A ver, empecemos revisando tus creencias en torno a vivir en salud y balance. Por favor, toma nota de las que te generen feeling e identificación personal. Recuerda que las creencias son aquellos pensamientos sólidos que tienes en base a algo o alguien que determina un patrón de conducta y termina en una reacción.

Hagamos un screenshot de lo que crees sobre ser saludable:

Si eres de las que piensa que ser saludable es una de estas cosas:

  • “Hacer dieta es comer lechuga y pollo”.
  • “Comer saludable es caro y difícil”.
  • “Hacer ejercicios es doloroso”.
  • “Hacer ejercicios es solo para atletas que tienen toda su vida practicando”. 
  • “Ser una persona espiritual es ser religioso”.
  • “Ser productiva es hacer 100 cosas y esforzarme mucho para tener dinero”.

¡Tienes que conocer un nuevo método!

Te presento el método: Functional Not Perfect by @EglinFunctional.

Eglin es una psicólogo y coach de bienestar de vida que conocí hace unos meses atrás gracias a que se acercó a Road Trip Ad para que hiciéramos su branding personal. Su propósito es ayudar a las mujeres a encontrar una perspectiva de vida que les posibilite cultivar hábitos de bienestar físico, mental y espiritual sin seguir patrones impuestos por otros, cosa que me enganchó desde el día uno.

¿Hacer dieta es comer solo lechuga y pollo? 

¡Ja! Nada más equivocado que eso. Eglin plantea que todos podemos llevar una alimentación sana, que no necesariamente es comer lechuga y pollo. Al dejar de seguir estereotipos de dietas efectivas y exitosas (para otros), podemos iniciar una relación con la comida, basada en el autoconocimiento.

Déjame presentarte los 3 principios básicos de Eglin Functional en relación a la alimentación que te pueden ayudar a tomar la decisión de comer más rico y sano:

  • 🥝 Elige una alimentación funcional para ti, come lo que te guste en las cantidades adecuadas de acuerdo a tu meta física. ¡Rico pero sin excesos!
  • 🍎 Basa tu dieta en tus preferencias y gustos, dándole protagonismo en tu plato a lo más sano. Tu cuerpo notará la diferencia y se sentirá muy bien.
  • 🥑 Reduce en tu plato la cantidad de eso que sabes que no es tan sano para ti. ¡Sé valiente! 

En lo personal pude descubrir que comer carnes rojas, chocolates y harinas no me hace tanto bien, pues me generan pesadez, inflamación y migrañas. Por otro lado, para equilibrar mi peso me ha funcionado muchísimo la técnica del plato:

50 % vegetales + 25 % carbos + 25 % proteínas.

Pero eso sí, sigo comiendo rico ❤.

Ahora vamos con eso de que “hacer ejercicios es doloroso y es solo para atletas”Te confieso que a veces ese dolorcito es rico, me hace recordar la grasita que quemé, pero como esto no se trata de mí sino de ti, vamos con la recomendación de Eglin, al respecto.

Un ejercicio funcional para ti es:

  • Un ejercicio que puedas hacer a tu ritmo, mínimo 3 veces a la semana.
  • Uno que disfrutes, que te haga retarte y que te haga sentir mejor contigo misma.
  • Y además, que puedas hacer mínimo 30 minutos al día, lo importante es que te acelere el corazón. No tienes que estar 2 horas en el gimnasio.

Es importante que hagas ejercicios de estiramiento antes y después del tipo de entrenamiento que elijas, sobre todo si es uno de alta intensidad, eso te ayudará a reducir el dolor muscular. ¿Capisci

Sigamos ahora con una de las creencias más marcadas en la sociedad y es esa de que “ser una persona espiritual es ser religioso.” ¡Falsooo!

¿Qué es entonces ser espiritual? 

Las religiones son doctrinas e ideologías que pueden dirigir el comportamiento espiritual; sin embargo, no necesitas seguir a una religión para iniciar una relación con esta área de tu vida. La espiritualidad en cambio es el conocimiento, valoración y cultivo de la esencia inmaterial de uno mismo y de lo que nos rodea. En palabras más sencillas, ser espiritual es aprender a apreciar las cosas que no entendemos de la vida, sus detalles y sus milagros.

Ahora bien, como personas creyentes que somos Eglin y yo, quiero contarte cómo puedes ser espiritual iniciando una relación con Dios sin sentirte juzgada, presionada o avergonzada, así que si anteriormente has sentido miedo por acercarte a estos temas hay algunas cosas que debes saber para hacerlo de manera funcional y no perfecta:

  • ❤ Internaliza en tu mente que Dios te ama, sin condiciones, lo hace desde mucho antes de tú interesarte en conocer de él.
  • ❤ Haz lo que tienes que hacer, pensando siempre que eres útil para inspirar la vida de alguien más y agradarle a Él. No actúes pensando en un castigo.
  • ❤ Actúa por amor y no por temor porque este es el vínculo perfecto. Ámate y ama a otros.

Y si no crees en Dios, igual practica el amarte y amar a otros, te irá bien espiritualmente.

Gracias una vez más por leerme, mi estimada baby boss. Mi deseo para ti hoy es que puedas vivir una vida funcional y no perfecta, con hábitos de bienestar que te hagan sentir bien contigo misma y que sin duda te den un plus de energía para continuar enfocándote en impulsar tu marca personal.

¡Elige lo que te haga bien a ti y marca la diferencia!

Con amor, Mile.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.